Los canales infantiles de la TDT difunden una media de 30 anuncios a la hora

 

Es una cifra similar a la registrada en los canales líderes de la TDT, Antena 3 y Telecinco. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que las semanas estudiadas coinciden con la campaña de publicidad de Navidad. No obstante, la presión publicitaria media anual en los canales infantiles es parecida a los dos últimos meses del año. En 2015, Disney Channel emitió un promedio de 600 anuncios al día, 100 más que Boing.

De cualquier manera, la cadena que mayor presión publicitaria ejerció de la TDT en abierto en el periodo analizado fue Antena 3, con un total de 24.798 anuncios, lo que se traduce en 800 al día de promedio y 33 a la hora. Le sigue Telecinco, con 23.771 spots, 767 al día y 32 por hora.

El exceso de publicidad en los niños puede producir “el fomento del consumismo desde edades muy tempranas o la asunción de estereotipos”.

Inmediatamente después, en tercer lugar está Boing, con 23.469 anuncios, lo que hace un promedio de 757 diarios y 32 anuncios por hora. Seguidamente, en Disney Channel se emitieron 23.264 anuncios en el mes analizado, 750 spots al día y 31 por hora.

El resto del año, ambos canales ocupan los puestos duodécimo y decimotercero en intensidad publicitaria, respectivamente; de los 28 que conforman la TDT en abierto.

 

 

No sorprende que el sector juguetero sea el que acapara la mayor parte de la publicidad de los canales infantiles, con el 90% de los anuncios emitidos en el periodo analizado. De hecho, Disney Channel y Boing concentran el 80% de toda la publicidad televisiva que emite esta industria en España durante el periodo navideño, con un total de 40.825 anuncios. A lo largo de todo el año esta tasa se mantiene en un porcentaje del 70%.

Pese a esta concentración del sector juguetero, también hay espacio para otro tipo de anunciantes en los canales temáticos infantiles, como es el caso de McDonalds. Esta multinacional norteamericana de comida rápida protagonizó una de las 20 campañas con más inserciones en la muestra analizada (310), con lo que se convirtió en el quinto anunciante más relevante de las cadenas temáticas infantiles. Clasificación que lideró Imaginarium (758).

Los mayores consumidores de TV

Este interés de las marcas por el sector infantil no es casual. No en vano, los menores de entre 4 y 7 años son los que consumen más televisión en nuestro país, con un promedio de 141 minutos (casi dos horas y media) al día, según Kantar Media. Como consecuencia, las cadenas temáticas gozan de audiencias significativas en la TDT, con cuotas del 12,4% (Clan), 9,8% (Boing) y 8,5% (Disney Channel). Las tres se situaron entre las cinco televisiones en abierto más vistas por los menores de edad en 2015.

Al calor de todos estos datos, el CAA pide “una reflexión sobre las consecuencias que esta sobrexposición diaria puede tener sobre este grupo de población especialmente vulnerable”. Entre ellas, indica “el fomento del consumismo desde edades muy tempranas, la asunción de estereotipos o la adicción a las marcas y productos que se anuncian en televisión“. El organismo público también alerta de que “estos canales refuerzan su intensidad comercial los fines de semana y en las franjas horarias con mayor audiencia infantil y que se corresponden con la mañana y la tarde”.

Con la ley en la mano, poco se puede hacer. La Ley General de Comunicación Audiovisual únicamente establece limitaciones en cuanto al contenido o los mensajes de la publicidad que se emite en horario protegido, pero no prevé restricciones en cuanto a la cantidad de anuncios que se pueden emitir y rigen los mismos 12 minutos por hora de reloj que en el resto de canales, de los que hay que excluir más tiempo para el patrocinio, el emplazamiento de producto y la telepromoción si no supera, ésta última, los tres minutos por hora.