13/09/2017

Movistar+ dejará Hispasat en enero tras migrar cien mil clientes a fibra y a Astra

La operadora inicia un proceso de agrupación y concentración de sus abonados
El cambio coincide con la opa de Atlantia sobre Abertis

Movistar+ se va de Hispasat. La oferta de televisión del grupo Telefónica dejará de transmitirse por el satélite de capital español desde enero de 2018, cuando culmine un proceso iniciado ya de "agrupación y concentración" de abonados, según confirmaron fuentes de la operadora a este periódico.

Unos cien mil clientes de Movistar+ aún reciben las emisiones de televisión a través del satélite Hispasat -posicionado en 30º oeste-, según los datos facilitados por la compañía, que ya ha iniciado el proceso llamando uno a uno para migrarlos, bien a fibra óptica en el hogar (FTTH), bien al satélite Astra 1, posicionado en 19º este.

En el caso de que se reciba sólo la oferta de satélite y por Hispasat, la operadora está procediendo a reorientar las antenas parabólicas receptoras hacia el satélite del grupo SES Astra. Si es cliente de la oferta triple play, denominada Movistar Fusión, se les migra a fibra óptica si hay cobertura, "que es la opción que da más calidad", añaden desde Telefónica. "El proceso de migrar a los cien mil clientes que aún reciben la señal a través del satélite Hispasat está previsto que se complete a lo largo de este año, para que enero de 2018 todos vean la oferta de canales por fibra o por Astra", precisaron.

Telefónica optó por Hispasat , de la que era accionista, cuando en 1996 lanzó Vía Digital para competir con Canal Satélite Digital, liderada por Prisa. Tras años de competencia y polémica -sistema de codificación o guerra del fútbol-, ambas compañías se fusionaron en 2002 para dar lugar a Digital+ en julio de 2003. Desde entonces la oferta se ha emitido simultáneamente por ambos satélites -aunque en alta definición sólo por Astra-, incluso después de que Telefónica acudiese en 2006 a la opa de Prisa sobre Sogecable, cuando la operadora regresó al capital (2009) y tras recomprar Digital+ a Prisa, en 2014, para fusionarla con la oferta de triple play, denominada entonces Movistar TV, dando lugar a Movistar+. Antes, en 2013, Telefónica vendió su participación en Hispasat.

La eliminación de uno de los satélites supondrá abaratar costes, que la operadora no cuantificó. Telefónica aspira, cuando la cobertura de fibra lo permita, a prescindir totalmente del satélite. La elección de Astra sobre Hispasat, pese a ser ésta española, reduce los costes de migración, porque la mayoría de los clientes vía satélite reciben la señal a través de la empresa con sede en Luxemburgo.

El plan de eliminación de las emisiones por Hispasat coincide con la opa lanzada por la italiana Atlantia sobre Abertis, que controlará el 90,74% del capital de la empresa española de satélites, una vez que culmine la adquisición del paquete accionarial de Eutelsat (33,69%). Precisamente el Gobierno ha señalado como un obstáculo para la opa de Atlantia que afecte a activos estratégicos de España, citando específicamente a Hispasat, en el que el Estado sigue siendo accionista a través de la Sepi (7,41%) y del CDTI (1,85%).